14 August, 2019 | Por

 

La lactancia es uno de los aspectos más importantes dentro de la maternidad, sobre todo cuando una mujer tiene a su primer hijo. Se necesita información y ayuda sobre los cuidados en específico para esta actividad que entre otras cosas, protege la salud de los bebés y las madres. Mientras estudias el bachillerato en enfermería descubre cómo puedes apoyar a madres primerizas durante esta etapa y después ofrecer tus servicios y conocimientos como una experta en el tema.

Infórmate sobre la lactancia

La carrera técnica en enfermería es extensa e intenta cubrir todos los aspectos posibles para que salgas lo más preparada que se pueda. Sin embargo, esto hace que temas como la lactancia no se estudien con la profundidad suficiente. Por ello, busca formas de obtener más información que te capacite profesionalmente para asistir a las madres primerizas en este ciclo que los expertos determinan que dure de los 6 a los 12 meses.

Saber más que otras enfermeras acerca de esta actividad es promover la salud entre las mujeres y sus pequeños.

Conoce a las madres primerizas

La teoría es distinta a la práctica, así que una vez que te hayas informado sobre buenos hábitos a la hora de amamantar, es necesario que hables con las madres. Esto te permitirá contribuir con la cultura de la lactancia; no todas las mujeres, y sobre todo las madres primerizas, conocen que alimentar a sus hijos es buena para su salud y la de sus hijos.

Así que, asegúrate de conocerlas y transmitirles tus conocimientos en la materia desde antes que nazca el niño o la niña y anímalas a pedir ayuda de un profesional ante cualquier situación que se pueda presentar después del parto como que no baje la leche o que el bebé esté rechazando el pecho.

Promueve el apoyo sobre esta práctica

Como te acabamos de mencionar, la contribución a la cultura de amamantar a los pequeños es importante para el bienestar de las familias primerizas. Por lo tanto, no te quedes conforme con sólo transmitir tus conocimientos con las madres que conozcas

Como egresada del bachillerato en enfermería puedes contribuir a que la lactancia sea parte de la atención general, formando parte de los esfuerzos nacionales para apoyar a las mujeres que deseen alimentar de esta forma a sus pequeños después de su primer embarazo.

En cada visita a los hospitales, clínicas y consultorios médicos asegúrate de promover y colaborar con esta etapa. También como profesional en enfermería puedes sugerir cambios en los sistemas de atención médica que faciliten a las madres seguir amamantando.

Participa en la redacción de normas de atención a mujeres después de su primer embarazo, poniendo políticas vigentes y mostrando liderazgo hacia este sector.

Brinda la atención más especializada posible

En lo particular las siguientes prácticas ayudan a facilitar que las madres primerizas puedan alimentar a los recién nacidos y continúen haciéndolo por los meses siguientes:

  • Colocar al bebé sano en contacto piel con piel con su madre en lugar de usar un calentador infantil.
  • Mantener al bebé en la habitación de su mamá ayudará a amamantar de una manera más sencilla.
  • No regalar paquetes con muestras de fórmulas infantiles. Esto puede dificultar una lactancia exitosa. Asimismo hacer estas recomendaciones con los familiares y amigos de la madre.

Refiere ayuda a las madres tras salir del hospital

Al dejar el hospital, algunas mujeres necesitarán continuar con el apoyo que tú como enfermera les brindaste. Por lo tanto, puedes recomendar ir con algún médico que atienda problemas durante la lactancia y la alimentación de los bebés en general. 

“¿Cuándo debo comenzar a darle papilla a mi bebé?”, “¿cuándo puedo empezar con alimentos sólidos?”, “¿cuándo le retiro el pecho y cómo hacerlo?” son preguntas que debe responder un experto que puedas referirles. En ocasiones, los consejos de la familia son empíricos y no serán los mejores ni los más recomendables.

Estudia el bachillerato en enfermería en el Instituto Tecnológico Roosevelt y comienza a informarte sobre más temas como este. Recuerda que tenemos más de 20 becas por convenios, horarios flexibles y colegiaturas accesibles.  

Agenda una cita