13 febrero, 2019 | Por

 
La mayoría de los que desean estudiar la carrera técnica en enfermería lo hacen pensando en ayudar a los pacientes a recuperarse, sin embargo no siempre es posible porque existen casos de enfermos terminales, donde el reto incluye ofrecer los mejores cuidados para darles una buena calidad de vida a ellos y a su familia.
 

¿A qué se le llama paciente terminal?

Es aquella persona que tiene una enfermedad en fase avanzada, la cual es progresiva y no tiene cura o es diagnosticada con menos de 6 meses de vida.
 

¿A qué te vas a enfrentar?

Existen distintas etapas por las que pasa el paciente al enterarse de su situación de salud y es vital que como enfermera las conozcas para saber cómo actuar en cada una de ellas.  
Aunque no todos las experimentan en el mismo orden y puede variar la duración, dependiendo de la personalidad y el padecimiento de cada quien.

  1. Primera Fase. Negación y aislamiento.  

Ocurre como un mecanismo de protección cuando la persona no puede soportar la realidad, por lo que se encuentra renuente a aceptar su condición. Como futura egresada de la carrera técnica en enfermería lo que necesitas hacer para ayudar es dejar que la persona acepte poco a poco lo que sucede, sin presionar y estando dispuesta a escuchar cuando llegue el momento.

  1. Segunda Fase. Ira.

Es común que los pacientes se pongan de mal humor y le tengan resentimiento a la vida, pensando en frases como: ¿Por qué a mí?
Se trata de una etapa muy difícil de afrontar no sólo para los enfermos, sino también para familiares y amigos porque la persona puede realizar comentarios hirientes para quienes lo rodean.  
La manera en la que podrás ayudar es ser empático, dile que si en algún momento necesita platicar más allá de su tratamiento, puedes escucharlo. En caso de que sientas que se está comportando de forma más agresiva, no respondas de la misma forma, aléjate y reporta la situación a tu jefe.

  1. Tercera Fase. Pacto o negociación.

El individuo intenta cambiar de actitud, ser más positivo y realiza esfuerzos para mejorar. Aunque también es una forma de negar su padecimiento.
Lo mejor que como profesional de salud puedes hacer es decirle la verdad sobre su situación para evitar crear falsas ilusiones.

  1. Cuarta Fase. Depresión.

La persona empieza a tener síntomas más graves, se siente cansada y puede desmayarse varias veces. Así que se da cuenta que la enfermedad es real y no hay nada que hacer. Por lo que empieza a sentirse vacía y triste.
Como enfermera diles a sus familiares, amigos y conocidos que la forma ideal para ayudarlos es pasar tiempo con ellos, no es necesario hablar, sino estar presente.

  1. Quinta Fase. Aceptación.

El enfermo no está feliz, pero se encuentra tranquilo, sabe lo que va a pasar y lo acepta. Sin embargo, necesita el apoyo de sus seres queridos para que lo acompañen en sus últimos momentos.
Físicamente estará demasiado cansado, así que dormirá con frecuencia.
Tu tarea será hacer todo lo posible para que esté cómodo, evitar que sufra dolores y fomentar la unión familiar.
 
Los síntomas dependen de cada padecimiento, pero en la mayoría de las ocasiones el dolor es un común denominador que va en aumento. Por lo tanto, recuerda adaptarte a las necesidades de cada persona, sin importar la fase por la cual se encuentren atravesando.
En el Instituto Tecnológico Roosevelt te preparamos de manera teórica y práctica para atender a todo tipo de enfermos y saber cómo reaccionar ante diferentes tipos de situaciones al estudiar tu preparatoria con la carrera técnica en enfermería.
 

Agenda una cita