19 febrero, 2019 | Por

 
¿Te llama la atención la carrera técnica en enfermería? Entonces, necesitas saber que además de sentir pasión por dedicarte a esta profesión, también se requieren ciertas habilidades.
 
Aunque no se tratan de las cualidades básicas de las que en todos lados te hablan, como:

  • No desmayarte al oler o ver la sangre.
  • Sentir empatía.
  • Gusto por el área de las ciencias de la salud.
  • Trabajo en equipo.

 
Sino de ciertas características que son esenciales para desarrollarte en el ámbito laboral.
 

Las principales 10 habilidades para ser la mejor enfermera

 

1. Estabilidad emocional.

Ya hemos mencionado en varias ocasiones que la carrera técnica en enfermería no nada más involucra salvar vidas, sino que se trata de proporcionar los cuidados necesarios para que cada paciente tenga una existencia placentera. Por lo tanto, no siempre estará en tus manos garantizar la cura total de una enfermedad y puede que tengas que ser testigo de la muerte o agonía de tus pacientes.
Lo ideal es que aprendas a aceptar la muerte y el sufrimiento sin sentir culpa ni dejar que esto afecte tu labor diaria.
 

2. Capacidad de comunicación.  

Involucra diferentes aspectos y lo puedes aplicar para la atención que le das a tu equipo de trabajo, compañeros, superiores, pacientes; así como familiares de los enfermos.
Lo que se requiere es que tengas habilidades para saber cuando es el momento indicado para hablar y en cuáles únicamente escuchar.
 

3. Buena concentración.

En esta profesión, las urgencias suelen ser un factor común en casi cualquier empleo, así que es importante que sepas aislar el ruido externo y concentrarte en tu trabajo.
 

4. Atención a cada detalle.

Ser una persona observadora te permitirá sobrevivir ante casi cualquier circunstancia, ya que en caso de que en un principio no tengas suficiente experiencia con tan solo visualizar lo que cada uno de tus colegas realiza, podrás aplicarlo después.
También en situaciones de emergencia, ver a detalle el estado de la persona te hará decidir con rapidez cómo actuar para saber qué necesita.
 

5. Imparcialidad.

Una buena enfermera no debe tener preferencias por realizar algunas actividades, sino que es necesario que puedas brindar tu ayuda incondicional sin elecciones deliberadas ni prejuicios.
 

6. Flexibilidad para adaptarte.

Abarca aspectos como nuevas áreas de trabajo, horarios (doblar turnos o realizar guardias), la manera en que te relacionas con quienes te rodean y los tratamientos de cada paciente (en situaciones especiales, necesitas poner la comodidad y deseos del individuo por encima del tratamiento médico).  
 

7. Resistencia física.

Estar sentada es algo que no sucederá con frecuencia, puede que pases mucho tiempo parada o corriendo de un lugar a otro para trasladar a los enfermos. Por ello tendrás que mantenerte saludable para aguantar el ritmo de trabajo que conlleva esta profesión.
 

8. Reaccionar con rapidez.

Es muy importante que actúes lo más rápido posible y de la mejor manera ante cada situación porque de esto puede depender la vida de una o varias personas.
 

9. Tolerancia.

Vas a tratar con una gran cantidad de gente y cuando alguien no se siente del todo bien o ve que un ser querido se encuentra mal, puede llegar a alterarse. De manera que si tú también reaccionas de la misma forma, sería poco ético y profesional.
Recuerda que si no puedes dar solución a algo es mejor escalar el problema con alguien más.
 

10. Confidencialidad.

Tendrás acceso al historial clínico de muchas personas e información sobre el estado de salud de cada paciente, por lo que es necesario no estar compartiendo estos datos sin autorización del paciente o el familiar a cargo del enfermo.
 
En el Instituto Tecnológico Roosevelt tenemos a los mejores profesores para que te prepares y logres desarrollar cada una de las habilidades que necesitarás al egresar de la carrera técnica en enfermería.

Agenda una cita