20 febrero, 2019 | Por

Si piensas que estudiar el bachillerato en turismo es la mejor opción para ti porque te parece atractiva la idea de viajar, conocer distintos destinos e interactuar con todo tipo de personas. Entonces, necesitas saber que se trata de una profesión que te ofrece todo eso y mucho más, en la cual vale la pena explorar cada una de sus áreas para elegir tu trabajo ideal.

Además, durante tu formación académica te enfrentarás a la toma de varias decisiones que podrían repercutir en tu futuro y la búsqueda del empleo de tus sueños.

Por lo tanto, es esencial que sepas cuáles son los errores más comunes que cometen los estudiantes de esta carrera y de los que suelen arrepentirse a la hora de egresar para que a ti no te pase lo mismo.

12 errores que un estudiante del bachillerato en turismo necesita evitar

1. Pensar que bastará con aprender inglés.

A pesar de que se trata del tercer idioma más hablado en todo el mundo, estando en primer lugar el mandarín y en segundo el español.
La realidad es que la mayoría de los estudiantes del bachillerato en turismo piensan que es suficiente sólo saber inglés, por lo que si no te preocupas por aprender otros idiomas, a la hora de buscar un trabajo no tendrás nada a tu favor para que te contraten a ti, en lugar de a los demás.

2. No realizar el servicio social ni tus prácticas profesionales y tampoco tener un trabajo relacionado con tu carrera.

Hacer trampa para liberar tu responsabilidad de hacer las prácticas o el servicio social, es válido si estás estudiando, mientras trabajas en algo de la industria turística.
En caso de que no sea así, lo mejor es que elijas realizarlos en un lugar en el que te gustaría aprender y adquirir experiencia, ya que si haces las cosas bien puede que incluso logres conseguir un empleo ahí o una buena referencia para tu futuro.

3. No especializarte.

Debido a que el campo laboral de turismo es bastante amplio, lo ideal es contar con una especialidad que te permita involucrarte más en el sector que te gustaría desarrollarte.
Además para los reclutadores resulta más atractivo alguien que cuenta con conocimientos especializados.

4. No mantenerte actualizado.

Al tratarse de una de las carreras más demandadas en el país, también es un mercado que se actualiza de manera constante, por lo que es importante que además de la preparación que recibes por parte de la escuela, también te encuentres al pendiente de las noticias y blogs que salen.

5. No tener un objetivo.

Necesitas tener claro a qué te vas a dedicar para elegir con certeza las prácticas profesionales, el servicio social y la especialización adecuada.
Asimismo te permitirá investigar más o poner mayor atención a las materias que te podrían servir cuando inicies tu vida laboral.

6. Tener miedo a irte de intercambio.

Viajar por primera vez solo y sin conocer a nadie puede resultar aterrador, pero es una de las mejores experiencias que te pueden suceder porque a partir de ahí aprenderás a sobrevivir por tu cuenta y sin duda te volverás alguien más seguro.
Así que si en algún momento tienes la oportunidad de hacerlo, aprovecha.

7. Preferir la diversión, antes que prepararte.

Es cierto que en la época de la preparatoria en ocasiones lo único que querrás será divertirte, pero si te organizas bien, ten por seguro que podrás hacer ambas cosas.
Piensa que cuando llegue el momento tendrás los recursos monetarios y la experiencia para organizar las mejores salidas con tus amigos.

8. No arriesgarte a emprender.

Quizás en tu época de estudiante es difícil pensar en tu propio negocio, pero lo que sí podrías hacer es investigar todo lo que necesitas para que cuando llegue el momento lo hagas realidad.

9. No aprovechar lo que te ofrece la escuela.

Existen institutos que te dan la oportunidad de colocarte en reconocidas empresas como parte de tus prácticas, servicio social o de la bolsa de empleo.
También puede que te lleven a eventos relacionados con tu profesión, pero en algunos casos estas actividades suelen tomarse a juego o como una oportunidad para faltar a clases.
Sin embargo se trata de los lugares en los que más puedes aprender.

10. Tener una mala relación con tus compañeros o profesores.

A veces se tiene la falsa creencia de que las personas con las que convives en la escuela serán pasajeras, no obstante pueden representar excelentes relaciones a futuro.
Ten en cuenta que los amigos, compañeros y profesores podrían ser los indicados para recomendarte en un trabajo.

11. No poner atención en clases.

A pesar de que como ya mencionamos, es necesario que te pongas a investigar por tu cuenta para mantenerte al día con los nuevos temas de esta industria, también hay cosas que te enseñarán durante las clases que te serán de ayuda.
Es cierto que no todo se aprende con los profesores, pero hay temas que pueden servirte como una base importante para tu desarrollo profesional.  

12. Rendirte.

Como en todas las carreras, puede que las cosas se vaya a poner difíciles en algún momento o que te dejes llevar por los comentarios mal intencionados de otras personas para hacerte desertar de tus sueños, para que no te pase, recuerda por qué decidiste estudiar y todos los esfuerzos que realizaste tú o tus familiares para que estés ahí.

En el Instituto Tecnológico Roosevelt tenemos colegiaturas accesibles, horarios flexibles y más de 20 becas por convenio para que estudies el bachillerato en turismo con una especialidad en gastronomía.

Agenda una cita