26 junio, 2019 | Por

Estudiar el bachillerato en enfermería implica aprender a controlar el estrés, lo cual te servirá durante y después de la carrera e incluso lo personal.

Nadie dijo que ser enfermera fuera un trabajo sencillo. Al contrario, es una labor que desde el bachillerato en enfermería se enfrenta con momentos difíciles. Ayudar a personas que sienten algún tipo de dolor o que su vida corre riesgo puede implicar situaciones de estrés. Por eso, para tu bienestar físico, emocional y laboral, te decimos cómo puedes manejarlo.

¿Por qué el estrés en la enfermería?

Antes de pasar a las recomendaciones es importante que sepas qué es lo que puede originar el estrés:

  • Sobrecarga de trabajo. En todas las instituciones médicas, sean privadas o de gobierno, siempre existe falta de personal. Esto hace que las enfermeras no puedan atender a los pacientes como quisieran, lo que provoca culpabilidad por no estar presente en algún momento importante.

Además, la misma carga de trabajo hace que la falta de sueño sea un factor que pueda empeorar las condiciones. Dormir lo suficiente es indispensable para desempeñar una buena labor; sin embargo, para una enfermera será todo un reto.

  • Las emociones. El ambiente de un hospital no es agradable por todo lo que se ve y vive. Como enfermera será difícil no crear lazos afectivos con las personas que están a tu cuidado. Aún así, es importante saber cómo lidiar con los sentimientos en casos de que el paciente fallezca o se enfrente a una situación delicada.

Aunque la medicina ha avanzado de gran manera, existirán ocasiones en que el poder humano tendrá límite. Además, como enfermera, dependerás en ocasiones de un mal liderazgo, lo que ocasionará sentimientos de impotencia por no poder hacer nada por un enfermo.

  • Lidiar con las condiciones del paciente y sus familiares. Aunque la enfermería te enseñe todos los métodos sanitarios y de prevención posibles, te encontrarás con personas que sufren de enfermedades infecciosas que harán de tu estancia con ellos algo estresante por el miedo a ser contagiada.

Por otra parte, las familias son algo desesperadas, por lo que tendrás que aprender a tratarlas conforme a la evolución de su enfermo. Lo cual es otro factor frustrante. 

¿Cómo detectar el estrés? 

Es probable que algunas de las condiciones que mencionamos las tengas presente antes de iniciar tu bachillerato en enfermería. Aunque, también es importante que sepas los síntomas del estrés para saber cómo evitarlo o tratarlo. 

Generalmente los síntomas se relacionan con tu estado físico y emocional. Por ejemplo, vivir con fatiga es una característica de aquellos que viven con estrés. Recuerda que la mente y el cuerpo están relacionados, por lo que el estrés puede desencadenar cualquier tipo de enfermedad. 

Otros factores son el sentimiento de infelicidad y la desmotivación. Trabajar en un hospital significa trabajar en un ambiente no muy alentador, aún así, una enfermera sabe lidiar con ese tipo de situaciones. Así que, si te sientes infeliz, podría ser un síntoma de estrés. Por otro lado, la desmotivación vendrá cuando ya no puedas hacer nada por algún paciente. Pero recuerda que es importante a aprender que a pesar de dar lo mejor de ti, no siempre estará en tus manos ayudar. 

¿Cómo combatir el estrés?

Parece que estudiar el bachillerato en enfermería puede tener un panorama lleno de presión y dificultades, pero no es así. Como en todas las profesiones y oficios, puedes lidiar con el estrés hasta reducirlo con las siguientes recomendaciones.

  • Haz ejercicio. Ejercitar tu cuerpo ayudará en gran medida a combatir los síntomas. Si lo haces mínimo dos veces por semana la diferencia será notable.
  • Toma un descanso. Si sientes que no puedes controlarlo, lo mejor es que lo identifiques y te tomes un descanso que te relaje de la rutina. Además no te olvides de dormir al menos 7 horas porque el sueño sirve para recuperar energía y relajarte. 
  • No dejes de hacer lo que te gusta. Todos tenemos pasatiempos o actividades que nos hacen sentir mejor. Pueden ir desde escuchar nuestra música preferida, tocar algún instrumento o comer lo que nos gusta. Practicar estas actividades con regularidad te permitirá estar más motivada para los retos laborales. 
  • Acude a un programa de manejo del estrés. Como empleada de alguna institución, tienes derecho a acceder a los programas contra el estrés. En ellos, te deben de dar la solución al tipo de problema que puedas pasar.
  • Elige estudiar la carrera técnica en enfermería porque te apasiona. No elijas esta profesión por ser una tradición familiar, porque tus padres quieren o alguien te dijo que es fácil encontrar rápido empleo. Hazlo porque te gusta y no te imaginas haciendo algo más. De esta forma se te hará más sencillo combatir las largas jornadas laborales. 
  • Aprende a enfocar el estrés. Está comprobado que en cantidades pequeñas es bueno para realizar tus actividades diarias con mayor rapidez, si aprendes a hacerlo, no tendrás problemas y te mantendrás ocupada. 

No te confíes, el estrés puede regresar

La realidad es que en cualquier lugar podrás encontrarte con él, así que lo mejor es aprender a enfocarlo de manera positiva, buscar soluciones, en vez de quedarte congelada. 

En caso de que sientas que es producido por un ambiente hostil o que te exigen más de lo que puedes dar, entonces lo mejor es cambiar de turno, horario o incluso de trabajo, ya que una buena relación es esencial en cualquier sitio. 

En el Instituto Tecnológico Roosevelt tenemos más de 50 años de experiencia, siendo la mejor escuela de enfermería a nivel bachillerato. Estudia con nosotros. 

Agenda una cita