24 julio, 2019 | Por
Contrario a lo que podrías pensar, estudiar el bachillerato en enfermería es algo muy respetado. No es una carrera sencilla, ya que es muy demandada por las necesidades comunes del ser humano. A pesar de ello, es un campo apasionante y lleno de satisfacciones. Ayudar a otros es una de las tareas más gratificantes que existen.
Por eso, aquí te presentamos siete razones por las que vale la pena estudiar esta carrera técnica.

1. Escasez de enfermeras

La población ya no es la misma de hace diez años, ni siquiera de hace tres o dos. En la actualidad hace falta personal y dentro de unos cuantos años, simplemente ya no serán suficientes para la atención médica vigente, por lo que estudiar algo relacionado con esta profesión y las ciencias de la salud será la clave si quieres combatir la estadística, así como apoyar a los que más lo necesitan.

2. Flexibilidad de horarios

Una de las ventajas más grandes cuando quieras ejercer es que tendrás la posibilidad de escoger entre muchos horarios. Las enfermeras se necesitan siempre y a toda hora, por lo que el horario matutino, vespertino o nocturno —y más— siempre estarán vigentes.
Podrás ser empleada de tiempo completo, medio o sólo tomar turnos en la madrugada. También, en algunas ocasiones, tendrás la oportunidad de organizar tus labores semanales, por ejemplo, ir sólo 3 días a trabajar y los demás descansar, o como tú lo prefieras.

3. Trabajo en todos lados

Cuando egreses del bachillerato en enfermería podrás trabajar en cualquier lugar del mundo. Es por eso que puedes hacer tu currículum no sólo para México, sino para el extranjero por cualquier oportunidad que se te pueda presentar.
Incluso si decides convertirte en una enfermera independiente, en ocasiones estarás trabajando en un lugar en específico y cuando necesiten tus servicios en otro sitio podrás movilizarte.

4. Excelente opción para una segunda carrera

¿Conoces a alguien que haya elegido enfermería como segunda carrera?
Bueno, si aún no lo conoces, esta opción es la que te convencerá para ser la primera en hacerlo.
Estudiar algo previamente no es un impedimento, ya que este campo ofrece mejores salarios cuando se trabaja en fechas festivas o fines de semana. Así, podrías en algunos días de la semana dedicarte a lo que estudiaste primero y los demás aprovecharlos y ejercer enfermería para complementar tus gastos. Esta alternativa es más confiable cuando te dedicas a servicios particulares.

5. Especialízate después del bachillerato en enfermería

La enfermería ofrece un campo tan extenso en especializaciones, que podrías estar indeciso en lo que te gustaría adentrarte un poco más. Sin embargo, esto es algo muy beneficioso. Si eliges alguna especialidad, tus probabilidades para que tus servicios sean más demandados aumentarán y también las de consiguiente un mejor sueldo.

6. Trabajarás con distintos tipos de pacientes

Desde antes de ingresar a la escuela o durante tus cursos te darás cuenta que prefieres algún tipo de paciente en especial. Pueden ser niños, adultos mayores, dependientes psiquiátricos, o quienes necesiten atenciones en heridas o quemaduras. Durante tus estudios tendrás la oportunidad de convivir con muchos de ellos, y cuando llegue el periodo laboral a tu vida, lo harás con más frecuencia. Es entonces cuando podrás elegir qué paciente te resulta atender mejor.

7. Satisfacción personal

Por último, la gratitud de los pacientes, sus familiares y la admiración de tus cercanos serán la recompensa por todo tu esfuerzo y dedicación para el beneficio de otros. Ahí vendrá la satisfacción contigo misma tras decidir estudiar esta carrera.
Si has tomado la decisión de estudiar el bachillerato en enfermería, el Instituto Tecnológico Roosevelt cuenta con más de 50 años de experiencia y horarios flexibles para que la planificación de tu tiempo sea la que más cómoda según tus necesidades. 

Agenda una cita