28 agosto, 2019 | Por

Estudiar el bachillerato en enfermería puede ser la puerta para una infinidad de especialidades. Entre ellas, se encuentra la pediátrica, una rama que se encarga del cuidado y la atención médica de los recién nacidos, bebés y niños hasta la adolescencia. A continuación te diremos de qué trata y todos los conocimientos que puedes obtener si te decides especializar algún día en esta área.

¿Qué es la enfermería pediátrica?

Es la parte de la enfermería que se encarga del cuidado de los infantes, generalmente hasta que llegan a la adolescencia, o bien, si se habla de alguna edad en específico algunos especialistas opinan que debe ser hasta los dieciséis años de edad. Asimismo se dedica a la inspección y al cuidado de las diferentes etapas del desarrollo del niño y de la niña
Esta especialidad forma parte de la práctica médica en la pediatría.

En otras palabras, supervisa el crecimiento y el desarrollo de sus pacientes para lograr el objetivo de que crezcan sanamente. Entre los principales casos que atiende se encuentran casos patológicos de tipo infeccioso que se ocasionan debido al proceso de maduración del sistema inmunológico; así como traumatismos, tumores y problemas o enfermedades genéticas o transmitidas durante la gestación o en el parto.

La enfermería pediátrica busca lograr el mejor estado de salud de cada niño que atiende además de fomentar la prevención de enfermedades y lesiones y trabajar con los niños independientemente si padecen o no, alguna enfermedad.

Como tal, esta rama de la enfermería aparecería hasta finales de los 1800 en Europa para extenderse a Estados Unidos y el resto de América hasta el día de hoy.

¿Qué hace una enfermera pediátrica?

Anteriormente, la enfermería especializada en la pediatría se reducía solamente a las parteras que se hacían cargo del alumbramiento de las mujeres y el cuidado de los neonatos durante las primeras horas o los primeros días.

Hoy ya no es así, principalmente porque la práctica de las comadronas se ha reducido sólo a los espacios rurales y también porque la enfermería pediátrica como tal es reconocida en todo el mundo así como sus prácticas en la medicina en general.

Dentro de las funciones que ejerce una enfermera pediátrica está el trabajar y orientarse en conjunto con los pediatras en la prevención y promoción de la salud entre los niños y adolescentes. Para esto se deben establecer criterios y ejercer una dedicación comprometida con los pacientes y la niñez en general.

También debes tomar en cuenta que esta especialidad es indispensable dentro del grupo de atención primaria porque las enfermeras son personas en contacto con la población infantil y por lo tanto, una referencia para las demás especialidades. Por eso, la función principal será siempre restablecer la salud de los pequeños a través de distintas actividades asistenciales y la intervención en las necesidades físicas y emocionales; esto incluye la alimentación, la higiene y el vestido.

Conocimientos adquiridos en esta rama

Si al concluir tu bachillerato en enfermería decides especializarte en esta área, podrás adquirir conocimientos y habilidades en estructurar protocolos y proyectos de investigación en enfermería pediátrica y sobre el desarrollo humano. Además, podrás hacer diagnósticos basados en lo que necesita y las respuestas del niño.

También serás capaz de realizar el plan de cuidados de enfermería en el servicio de pediatría y tendrás los conocimientos sobre políticas de salud y la planificación didáctica y educación continua sobre esta especialidad.
Finalmente, podrás valorar las fases del procedimiento de enfermería y si algún paciente se encuentra en estado crítico sabrás manejar la situación.

En el Instituto Tecnológico Roosevelt puedes estudiar tu bachillerato en enfermería y comenzar a encaminarte en cualquier especialidad, incluyendo la pediátrica. Tenemos más de 20 becas por convenio, horarios flexibles y colegiaturas a tu alcance. 

Agenda una cita