18 septiembre, 2019 | Por

La salud y la formación del hombre son procesos que exigen una entrega completa por parte de quien tiene la responsabilidad de impartirlos. Es por eso que dar clases después de que egreses del bachillerato en enfermería puede ser una buena opción. Aquí te damos algunas razones por las cuáles deberías transmitir tus conocimientos a las siguientes generaciones de enfermeras.

¿Qué es la docencia en enfermería?

Lo primero que tienes que saber es qué significa dedicarse a la docencia. En enfermería, el maestro ayuda al alumno a que se haga a sí mismo, es decir, es parte fundamental de su formación como enfermero de principio a fin del ciclo. También, debe transmitir el amor y la responsabilidad por el servicio social que formará un verdadero vínculo pedagógico además de ayudar a la convivencia con sus semejantes.
Así, el docente en enfermería es aquella persona que siente un compromiso total por las necesidades del hombre, tanto emocionales como de prevención y recuperación. También es aquel que forma recursos profesionales capaces de generar un cambio en la realidad sanitaria de algún determinado lugar.
Como persona, educador e investigador quien se dedica a dar clases después de haber estudiado enfermería, debe contar con una serie de cualidades que le ayudarán a su desempeño como profesor. Considera ir formando desde tu bachillerato en enfermería las siguientes características.

  • Dominar la teoría y la metodología de investigación: no se debe echar en saco roto este tipo de materias que te ayudarán en tu carrera profesional como docente. La investigación y la teoría son herramientas básicas. 
  • Autocontrol: esto es algo que el docente debe poseer sobre sus propias reacciones para tener la inteligencia emocional suficiente que le ayude a desarrollar simpatía con sus alumnos y las personas que asiste.
  • Autoestima y confianza en sí mismo: esto será necesario para desarrollar relaciones constructivas con los demás y así convertirse en un modelo positivo para el grupo.
  • Poseer solvencia técnica: esto permitirá actuar con seguridad cuando se brinde la atención debida los pacientes. Así se podrá transmitir la seguridad necesaria con los alumnos.
  • Desarrollar estrategias educativas: Hacerlo facilitará el proceso de enseñanza y aprendizaje. También integrará a los estudiantes en múltiples tareas de investigación que harán que se pueda fomentar una cultura de investigadores.

Algunas estrategias y herramientas

Dentro de la docencia en enfermería, los profesores se pueden apoyar de diversos métodos para el aprendizaje de sus alumnos. Por ejemplo la lluvia de ideas para incentivar a la participación de todo el grupo y la libre expresión de opiniones y dudas. Esto servirá para crear una atmósfera en la que se tomen en cuenta alternativas de solución y se desinhiba a los estudiantes. 
Otra herramienta que se tiene que tomar en cuenta es la realización de mapas conceptuales para compartir y negociar significados en los trabajos del grupo; ya sea en equipo o individualmente.
Los materiales didácticos serán indispensables dentro de cualquier curso. Pueden ser pizarrones, videos interactivos, telecomunicaciones, etc. Lo importante es que la enseñanza tenga una buena adecuación para el aprendizaje.
Finalmente, también será necesario que los alumnos sean testigos de técnicas no participativas tales como conferencias o simposios que refuercen lo que se ha visto y practicado durante todo el ciclo escolar.
Estudia tu bachillerato en enfermería en el Instituto Tecnológico Roosevelt y comienza a obtener los conocimientos que en un futuro podrás impartir. Recuerda que tenemos colegiaturas a tu alcance, más de 20 becas por convenio y horarios flexibles.

Agenda una cita