12 diciembre, 2019 | Por


El ritmo ajetreado de las ciudades, hace que cada vez más los padres decidan por encargar a sus pequeños en estancias especializadas en el cuidado de los pequeños. Generalmente, en México se les conoce a la mayoría como guarderías. Éstas pueden ser de carácter público, donde el gobierno financia la totalidad o gran parte de los servicios; o bien privado, donde los padres son los que pagan para cubrir los cuidados de aquellos que estudiaron la carrera de puericultura.

Si quieres saber cómo es trabajar en una guardería, continúa leyendo este artículo donde te contaremos acerca de uno de los trabajos por los que muchas jóvenes se deciden a estudiar esta disciplina.

Todo es trabajo con menores de tres años

En otras palabras, trabajar en una guardería es trabajar con niños que aún son bebés prácticamente. Por eso, es necesario que durante tu bachillerato en la carrera de puericultura desarrolles destrezas y aptitudes muy específicas. Entre ellas, una alta dosis de responsabilidad; ya que a tu cargo estará la salud y el bienestar de los niños y niñas de tu clase.

Asimismo, la paciencia y el cariño son cualidades que debes tener para laborar dentro de alguna de estas instancias. Probablemente ya las has descubierto al cuidar a tus hermanos pequeños, sobrinos o los hijos de tus amigos. Mientras más las desarrolles, serás más valorada dentro del campo de los puericultistas. 

En el caso de que sientas que no tienes estas capacidades, no tienes porqué preocuparte. Si estás predispuesto a evolucionar conforme pase el tiempo, podrás crear un vínculo importante con los niños desde la escuela.  

*Conoce 5 razones para estudiar la carrera de puericultura*

La comunicación es esencial

Definitivamente sabemos que la comunicación con un adulto es distinta que con un niño. Y a eso, hay que aumentarle que los pequeños provienen de distintos hogares con educaciones distintas. Por eso, desde que estudies tendrás que aprender las distintas maneras para controlar a un grupo, tratar con un niño que le cueste acostumbrarse a otros brazos y también, con los padres de cada uno de ellos.

Debes transmitir valores y ciertas cualidades

En ocasiones, los pequeños pasan más tiempo en la guardería que con sus padres; eso es una gran oportunidad para contribuir en la educación esencial de los niños. Puedes comenzar con algo tan sencillo pero importante como su alimentación. Cuando un pequeño “come de todo” significa que desde que era un bebé lo enseñaron a alimentarse de manera correcta con todas las verduras, carne, pollo, y pescado. 

Finalmente, aprender cosas como ser compartido o ser empático con los demás, son valores que la puericultista puede transmitirle a los bebés. Esto, a la hora de convivir con sus compañeros y compañeras. En realidad, son muchas cosas más que puedes descubrir en el bachillerato para trabajar  en una guardería.

Estudia la carrera de puericultura en el Instituto Tecnológico Roosevelt y desarrolla tus aptitudes para el cuidado de los pequeños. Recuerda que tenemos más de 20 becas por convenio y horarios flexibles. Además contamos con más de 50 años formando profesionales en distintas especialidades. 

Agenda una cita