24 octubre, 2019 | Por

La comunicación entre los seres humanos es algo vital ya que es el único medio para intercambiar información y hacer cualquier tipo de retroalimentación. En el área turística no es diferente, también es necesario que cualquiera tenga acceso a los datos de cualquier destino, ciudad o atracción en lugar determinado. Por eso, en esta ocasión te traemos algunas razones para que durante tu bachillerato en turismo comiences a tener interés sobre aprender Lengua de Señas Mexicana (LSM).

Toma en cuenta cada una de ellas, porque aprender LSM no sólo será de gran ayuda si decides dedicarte al turismo incluyente, sino también podrás ayudar a reducir la xenofobia, descubrir nuevas formas de expresar alguna idea y así explicar mejor el entorno que te rodea.

Inclusión y accesibilidad para todos

Existen una infinidad de razones por las cuales una persona puede nacer sin la capacidad de alguno de los sentidos, o bien, en algún accidente perder las habilidades de hablar y escuchar. Esta es la razón por la que saber el lenguaje de señas te permitirá interactuar con este sector de la población que en muchas ocasiones se ve excluido al no saber qué hacer o cómo preguntar dudas si está visitando algún museo o sitio arqueológico e histórico. 

Así que, encontrar a una persona con la cual podrá comunicarse hará que se sienta en confianza e incluido dentro del grupo o la comunidad que se interesa por el lugar. 

Entrena tu observación

Los gestos y todas las señas que incluye esta lengua podrá mejorar tu observación ya que a través de este método los estados de ánimo son más visibles que cuando conversas con alguien normalmente. 

La comunicación con  una persona que padece hipoacusia, o comúnmente llamada sordera siempre tendrá que ser frente a frente; toma eso como una ventaja ya que cuando hablas con una persona no siempre será de esta forma, a veces será por teléfono o por algún medio en el que no podrás darte cuenta de sus verdaderas expresiones. El LSM te ayudará saber si tus turistas con esa discapacidad están realmente disfrutando el lugar o el servicio que ofreces.

Comunícate con los niños

Los niños forman parte del turismo, así que, la LSM también es una herramienta excelente para que ellos se sientan incluidos y parte de las actividades y beneficios que ofrece esta disciplina.

Además, debes saber que este lenguaje es una opción para los pequeños que aún no aprenden a hablar. Según estudios, los hijos de padres sordos, comienzan a comunicarse desde una edad más temprana que los hijos de padres sin ese impedimento.

Estudia tu bachillerato en turismo en el Instituto Tecnológico Roosevelt y comienza a cimentar las bases para que seas un turismólogo incluyente. Recuerda que tenemos más de 20 becas por convenio y más de 50 años formando técnicos profesionales exitosos.

Agenda una cita