18 diciembre, 2019 | Por


El trato para las personas con Alzheimer no es cualquier cosa. En ocasiones, los familiares se limitan a convivir con ellos solamente en sus hogares por cuestiones de seguridad o porque se encuentran en un proceso de aprendizaje para sobrellevar esta particular situación. 

Por otra parte, existen familias e instituciones que han aprendido a lo largo del tiempo a tratar con este padecimiento y llevar al mundo exterior la convivencia con ellos.  Es por eso que mientras estudies tu bachillerato en turismo en esta ocasión te diremos cómo tratar a los turistas con esta enfermedad para que puedan tener una buena experiencia en cada lugar que visiten.

Consejos para convivir con una persona con Alzheimer 

Para empezar, debes conocer cómo es la convivencia cotidiana con una persona con este diagnóstico. Como profesional en turismo, deberás acostumbrarte a tratar con muchas personas con capacidades diferentes, temperamentos distintos o con algún padecimiento. En el caso de las personas con Alzheimer un factor importante es hacerlos sentir que son la misma persona que eran antes de su diagnóstico.

Por eso, cuando trates con algún turista así, debes tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Aprende sobre los efectos de esta enfermedad y cómo responder ante cualquier situación.
  • Mantente en constante contacto con la persona y sus familiares. Incluso puedes pedir algún número telefónico o una tarjeta para cualquier imprevisto.
  • Paciencia. Aprender a convivir con turistas con Alzheimer es un constante proceso y cada persona reacciona de manera diferente.
  • Haz que los familiares se sientan apoyados. Ofrecer tu confianza y seguridad puede proporcionar comodidad.
  • Incluye a la persona en las conversaciones e invítala a participar. Es importante involucrar a la persona incluso cuando su habilidad de comunicación disminuye. 
  • Puedes ofrecer actividades exclusivas para personas con Alzheimer.
  • Sé flexible. En ocasiones los familiares no aceptarán ayuda en la primera oferta para auxiliarlos; sin embargo, puedes preguntar más tarde si necesitan algo.
  • Participa en la inclusión de personas con Alzheimer. El apoyo hacia la familia es algo que las gente verá y por lo tanto crearás conciencia sobre el trato y la convivencia con personas con este diagnóstico. 

Cambios comunes en la personalidad y el comportamiento

Para que puedas aplicar los puntos anteriores en tu vida laboral debes conocer algunas características sobre el comportamiento y los cambios que sufren los que tienen este padecimiento. Entre éstos se incluyen:

  • Enojarse y preocuparse fácilmente
  • Actuar deprimido o no estar interesado en las cosas
  • Ocultar cosas o creer que otras personas están ocultando cosas
  • Imaginar cosas que no están ahí
  • Vagar lejos del punto de reunión
  • Caminar mucho
  • Mostrar comportamiento sexual inusual
  • En ocasiones, golpear a otras personas
  • Malentender lo que ven o escuchan.

Otras cosas pueden afectar el comportamiento pueden ser los sentimientos de tristeza, miedo, estrés, confusión y ansiedad que llegan a experimentar. Asimismo, problemas físicos como infecciones, estreñimiento, hambre, sed, o problemas para ver o escuchar. 

*Aprende Lengua de Señas Mexicana para tratar a turistas sordos*

¿Cómo tratar a un turista como este? 

Desde que estudies el bachillerato en turismo, es indispensable que te introduzcas en los puntos que te acabamos de enunciar. También, es importante que sepas que los profesionales dan testimonio del trato con los turistas con Alzheimer.

Por ejemplo, los asilos o centros de atención geriátrica suelen organizar excursiones donde algunos de los pacientes padecen de Alzheimer. En alguna ocasión a un museo llegó un grupo de ancianos con sus cuidadores. El personal del museo relató que la experiencia fue increíble debido a que las enfermeras traían ya establecido un plan para tratar y convivir con sus pacientes.

Dentro de las actividades que relataron, está el reconocimiento que tuvieron las personas con ciertos objetos que relacionaron con su pasado. Algunos de ellos, de hecho, se pusieron felices porque pudieron reconocerlos y recordar cuando eran jóvenes. Otros, incluso argumentaron que colaboraron en ciertas actividades que estaban registradas en el lugar.

Finalmente, como pudiste notar, fue un momento de aprendizaje para los guías del museo, y un rato de recreación para el pequeño grupo de ancianos con este padecimiento. Con esto, podemos dar cuenta que el turismo es una disciplina que día con día intenta hacer de la inclusión algo cotidiano.

En el Instituto Tecnológico Roosevelt puedes estudiar el bachillerato en turismo y comenzar a aprender sobre todas las ramas de esta disciplina, así como el trato con los diferentes tipos de turistas. Tenemos colegiaturas accesibles, horarios flexibles y más de 50 años formando técnicos profesionales. 


Agenda una cita