22 mayo, 2019 | Por

Obtener experiencia laboral es un plus que debes considerar, mientras estudias el bachillerato en enfermería para que al egresar puedas aspirar un mejor empleo con un sueldo más remunerado.

Además los profesionales en salud en general, asumen una responsabilidad muy grande al tratar con vidas de personas, razón por la cual, en momentos puedes enfrentarte a situaciones muy estresantes o que requieren madurez emocional para poder dar el mejor servicio.

Por lo tanto, es necesario contar con la mejor preparación para enfrentarte a los retos diarios del mundo laboral.

Encuentra el trabajo adecuado

Antes de realizar la búsqueda de empleo, lo más importante es conocer en qué área quieres trabajar o cuales son las de mayor interés para ti. De esa manera, podrías evitar comenzar en un lugar o haciendo un trabajo que no sea de un interés y que vas a querer dejar.

Existen una cantidad de alternativas diferentes para estudiantes del bachillerato en enfermería:

  • Trabajar en un hospital.
  • Ser enfermera escolar.
  • Formar parte del personal de salud.
  • Cuidar ancianos en un asilo.
  • Brindar tus servicios a domicilio.
  • Y más.  

Pregúntate sobre qué, cómo, con quién y dónde te gustaría desarrollarte para encontrar las opciones que te interesaría elegir.

No te desanimes si encuentras vacantes, donde solicitan a un profesional con una trayectoria previa. Una buena alternativa es acudir a hospitales, centros de salud, clínicas y sanatorios para preguntar por horarios nocturnos o de guardia, ya que en ocasiones tienen vacantes que no están cubiertas y les urgen, por lo que no le dan mucha importancia al tema de la experiencia.

Apóyate en tu centro de estudios

De igual manera puedes buscar ayuda en tu escuela, muchas de ellas cuentan con convenios con centros de salud o agencias que están en búsqueda constante de profesionales en formación. También cuentan con programas de pasantía, becarios, prácticas, etc.

Lo importante, es que con esta opción, de seguro tendrás horarios flexibles con los que será posible combinar los estudios con el trabajo, sin descuidar tus tareas ni perderte de tus clases.

Ten en cuenta tus metas

Como indicamos, conocer el perfil de lo que quieres alcanzar en tu profesión o la especialidad a la que te gustaría dedicarte es de suma importancia para seleccionar trabajos que te agraden y que puedas realizar con la mejor disposición.

Pero no solo se trata de esto, otra razón para que pienses bien acerca de ello es que puedas seleccionar los empleos, donde obtengas mayor experiencia de utilidad para el crecimiento profesional que te propones como meta.  

No tomes decisiones apresuradas y evalúa cada una de las ofertas laborales que se presenten.

Ofrece tu servicio profesional

No dediques solamente tiempo a la búsqueda de empleo, es muy importante que construyas una red de contactos a tu alrededor para comercializar tus servicios. Muchos de los empleos se obtienen a causa de la recomendación directa entre contactos y no por los anuncios.  

Habla con tus profesores, la mayoría de ellos suele tener otro empleo y quizás podrían recomendarte. También cuéntale a tus amigos, familiares, vecinos y conocidos porque nunca sabes si ellos puedan conectarte con lo que necesitas.

Además asiste a eventos, conoce colegas, háblales y comenta con ellos tus intereses profesionales. Todo esto te será de utilidad a lo largo de tu carrera.

Si quieres saber cómo armar una buena red de contactos, da clic aquí.

Aplicando a un trabajo

En el caso de que encuentres ofertas laborales de tu gusto, puedes empezar a preparar tu CV. Para ello, es importante que consideres estos tips:

  • Debe contener además de tu historial académico, las experiencias laborales que son relevantes para el puesto y una descripción de tus habilidades profesionales.
  • Una carta de presentación, donde expliques brevemente por qué reunes las capacidades para ocupar ese cargo.
  • Establece una conexión entre las necesidades del empleador, es decir los requisitos del candidato y las habilidades que puedes ofrecer. Muéstrales que eres la solución que necesitan.

Por último, si acudes a una entrevista recuerda pensar tus respuestas para posibles preguntas como: ¿Cuáles son tus metas profesionales? ¿Por qué motivo estudiaste enfermería?, pensar sobre tus fortalezas y debilidades, así como en las experiencias previas que te hacen un buen candidato para el puesto. Para lograr ser uno de los candidatos más destacados, te recomendamos leer nuestro artículo sobre: cómo superar las entrevistas laborales.

Conviértete en la mejor egresada del bachillerato en enfermería al estudiar en el Instituto Tecnológico Roosevelt, donde contamos con excelentes profesores, un laboratorio con lo esencial para realizar tus prácticas y colegiaturas accesibles.

Agenda una cita