3 julio, 2019 | Por

  

Como estudiante del bachillerato en enfermería uno de los retos a futuro será conseguir algún empleo o incluso ser aceptada en el servicio social y las prácticas profesionales. Por eso, es importante que tomes en cuenta aspectos como la elaboración de tu currículum. Un documento, que tendrás que actualizar constantemente y que será siempre una de tus cartas de presentación.

Aquí te daremos algunos tips para su elaboración. No pierdas de vista ninguno de ellos, todos te servirán en algún momento de tu vida laboral. Asimismo, recuerda que desde que estés en tu carrera técnica como enfermera puedes comenzar a crearlo con las experiencias que tengas fuera de la escuela, ya sean voluntariados o labores que realices mientras estudias.

¿Qué pasa si no tienes experiencia?

Como tal, mientras estudias enfermería no tendrás mucha experiencia laboral, pero sí tendrás que realizar prácticas durante la carrera. Toma eso para comenzar a darle brillo a tu hoja de vida.

Podrás resaltar las áreas en las que estés, por ejemplo, si tus prácticas tienen que ver con la pediatría o la gerontología deberás apuntarlo. Si tienes algún nombre de algún médico o responsable que haya estado a tu cargo, anótalo para que puedan pedir referencias sobre ti.

Escribe las funciones más importantes que realizaste y los nombres de los hospitales en los que estuviste. 

Durante la carrera, tendrás la oportunidad de tomar cursos de especialización en algún área determinada, así como series de conferencias con valor curricular. Ambas cosas son indispensables para tu primer CV.    

Experiencia en hospitales o centros de salud

Sin entrar en muchos detalles, algo valioso siempre será la experiencia en hospitales y centros de salud. Esta es una de las cosas que más deberá sobresalir, debido a la formación que sólo un lugar como esos puede dar.

Por ejemplo, las enfermeras que llegan a solicitar un puesto acorde a sus labores realizadas en algún centro de salud lo deben resaltar incluso en un párrafo de presentación al inicio. Ya en el apartado de la experiencia laboral, deberá ir destacado todo lo demás. Así tú, a la hora de mejorar tu currículum o de conseguir un mejor puesto deberás seguir este método para darte a conocer.

Voluntariados, intercambios y enfermos particulares

Si quieres sumar puntos a tu primer CV, los voluntariados a zonas marginadas y los intercambios al extranjero serán de gran ayuda. En caso de que tengas  la oportunidad de colaborar en organizaciones no gubernamentales (ONG’s), así como de estar atento a convocatorias de movilidad estudiantil, aprovéchalas para enriquecer tu historial.

Asimismo, tendrás el tiempo de cuidar algunos enfermos, sobre todo en vacaciones; no dejes ese tiempo perdido para tu formación. A futuro, te servirá el haber cuidado a algún niño, anciano, o algún enfermo de cáncer o diabetes.

Haz tu currículum para el extranjero

Como te mencionamos en el punto anterior, existirán oportunidades para viajar al extranjero, mientras estudias, gracias a los intercambios y movilidades. Además, en el mundo laboral, tendrás la alternativa de solicitar un puesto fuera del país. Por eso, si quieres optar por una oportunidad de este tipo, no olvides detalles como redactarlo en la lengua del lugar, donde deseas laborar y llenar todos los detalles de la oferta para la que apliques.

No te preocupes por la extensión. Generalmente, los currículums del sector sanitario los prefieren extensos y bien explicados.

No olvides lo siguiente

Recuerda que todo currículum, sea o no para el bachillerato en enfermería, deberá contener los datos básicos del solicitante y aspectos particulares sobre el puesto deseado con claridad. 

En el Instituto Tecnológico Roosevelt, que tiene más de 50 años de experiencia podrás adquirir la formación necesaria para convertirte en una gran enfermera y elaborar un excelente CV cuando egreses. Estudia con nosotros para comprobarlo.

  

Agenda una cita