19 diciembre, 2019 | Por


Como estudiante del bachillerato en enfermería es común que tengas jornadas extensas de estudio. Una carrera técnica como esta, hace que en determinado momento lo único que pienses sea en tomar un pequeño descanso; sin embargo, tras regresar de ese momento de relajación puede que te cueste trabajo adaptarse a la rutina de nuevo.

Es por eso que en esta ocasión decidimos hablarte sobre el famoso síndrome postvacacional. Continúa leyendo este artículo para que sepas cómo tratarlo y superarlo durante tus estudios, cuando trabajes, o incluso, si alguno de tus futuros pacientes sufre de estrés por no saber qué hacer cuando regrese de sus vacaciones.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Es una condición que afecta más a mujeres que a hombres y que puede alargarse por tres largos meses. Se trata de una serie de síntomas como la depresión y la ansiedad. Pueden aparecer cuando tienes que regresar a tu vida cotidiana estudiantil o laboral tras estar de vacaciones.

Causas y síntomas

Si te encuentras estudiando el bachillerato en enfermería, es posible que en algún momento te enfrentes a este padecimiento. Sobre todo cuando de inmediato la carga de trabajo es exigente. 

*Aprende a controlar el estrés mientras estudias*

Entre las señales e indicios que podrían desatarlo están que te sientas con un estado de ánimo bajo; cansancio sin que realizaras alguna actividad física fuerte, o sentirte sin energía. Así también, la ansiedad, la apatía y la sensación de aburrimiento constante pueden formar parte de estas características para identificar que estás sufriendo un síndrome postvacacional. 

Consejos para superarlo

Para sobrellevar y finalmente decirle adiós a esta etapa, puedes implementar los siguientes tips:

  • Planea tus próximas vacaciones: según un estudio publicado en la revista Applied Research in Quality Of Life, solo planificar un viaje puede conducir a un mayor sentimiento de felicidad. Así que la próxima vez que tengas alguno de los síntomas, abre algún sitio web. En alguno encontrarás vuelos o viajes en autobús baratos para comenzar a planear.
  • Prepara la comida favorita de tus vacaciones: la investigación sugiere que la comida y la memoria están íntimamente ligadas. Por lo que ciertos alimentos te llevan directamente a tu infancia . Lo mismo podría decirse sobre tu último viaje.
  • Haz limpieza en tu casa: encargarse de arreglar el posible desorden que haya después de regresar de cualquier viaje puedes considerarlo como un método terapéutico. Esto a parte de ayudarte a ordenar tus cosas, te ayudará a inspirarte para tus próximas vacaciones.
  • Enmarca tus recuerdos favoritos: una vez que estés en casa y vuelvas a la rutina, reserva un tiempo para mirar todas las fotografías que tomaste durante tus vacaciones.  Elige los momentos más significativos del viaje y enmárcalos para tu hogar o compártelos en las redes sociales. Volver a las fotos y videos de tu viaje puede provocar una sensación de nostalgia, que según la ciencia puede mejorar tu estado de ánimo.

Sobre el síndrome pre vacacional

Contrario a lo que te hemos explicado hasta este momento, pero muy parecido, existe el síndrome pre vacacional. Se trata de un estado similar que se manifiesta semanas antes de tomar unos días de descanso. Una de las señales que te podrían indicar que lo padeces es que las horas se te hagan más lentas.

Según los expertos, puedes lidiar con él siempre y cuando realices ejercicios sencillos de respiración y relajación. Además de estos, puedes hacer algunos que tengan que ver con tu concentración.

Por otro lado, el priorizar tus pendientes, puede ser de gran ayuda, así como destinar algún momento del día a uno de los puntos que resuelven el otro síndrome: planear tus vacaciones. 

Como lees, es importante que diversifiques las actividades de tu vida cotidiana a pesar de la carga de trabajo diaria. Por eso, estudia tu bachillerato en enfermería en el Instituto Tecnológico Roosevelt. Contamos con horarios flexibles y colegiaturas a tu alcance. Aprende a manejar tus tiempos y evita este tipo de padecimientos. Posteriormente podrás auxiliar a tus pacientes que lo padezcan.


Agenda una cita