30 junio, 2022 | Por

Si tu deseo es convertirte en un técnico en puericultura, debes saber que los voluntariados juegan un papel importante dentro de tu formación académica y profesional. Es por eso que en esta ocasión te traemos los beneficios de realizarlos, enfatizando la importancia de hacerlos en un centro de rehabilitación infantil.

¿De qué trata un voluntariado?

Dentro de esta experiencia se realizan actividades de apoyo a maestros y cuidadores de niños con discapacidad congénita o adquirida. Básicamente, comienzas a brindar uno de tus servicios ayudando a impulsar el desarrollo infantil mientras beneficias a los más pequeños y a sus padres. 

Beneficios de los voluntariados

Para continuar, es importante que descubras los beneficios de realizar un voluntariado antes de que termines tu carrera de puericultura:

  • Aprendes más sobre los niños: trabajar en puericultura no solo se trata de trabajar en guarderías. Los centros de rehabilitación te ayudarán a ampliar más tu panorama sobre lo que viven los niños de todo México y el mundo durante sus etapas de desarrollo las cuales se viven de forma distinta.
  • Desarrollas más tus valores como solidaridad y generosidad: al ser parte de un voluntariado, estás expuesta a dedicar parte de tu tiempo a los demás, lo que te ayudará a desarrollar valores como la generosidad, bondad y parecidos.
  • Fomentas tu empatía: el tiempo que pasas con los distintos niños y niñas en rehabilitación ayuda a que te pongas en su lugar y desarrolles de una mejor forma tu empatía en la sociedad. Un claro ejemplo está en los puericultistas que trabajan con niños con autismo.
  • Desarrollas la constancia y el compromiso: un voluntariado requiere compromiso ya que debes cumplir con horarios y tareas estipuladas que requieren constancia así como adquirir responsabilidades.
  • Valoras lo que tienes: otro de los beneficios de hacer un voluntariado es apreciar los programas en beneficio de la sociedad que existen y participar en ellos, así como dar información acerca de los mismos a personas que los necesitan.
  • Ganas experiencia: sea cual sea la actividad que realices en tu voluntariado, esta podrá reflejarse en tu currículum vitae. Esto es bueno debido a que las empresas e instituciones siempre valoran el trabajo desinteresado de sus candidatos.
  • Tienes gratificación personal: finalmente, realizar un voluntariado brinda la satisfacción de haber ayudado a los más necesitados; en ese caso, a niños y niñas que buscan reintegrarse a sus actividades cotidianas.

¿Cómo saber si un voluntariado en un centro de rehabilitación infantil es para ti?

Si te encanta trabajar con niños, definitivamente cualquier tipo de voluntariado relacionado con ellos lo disfrutarás. En este caso en particular el sentimiento por ayudar es lo que debe mover tu deseo para trabajar en un centro de rehabilitación infantil.

Estudia la carrera de puericultura

Aunque los voluntariados te pueden preparar para ejercer tu carrera de una manera más humana, no debes olvidar que la teoría y la práctica en otras áreas de la puericultura son fundamentales. Por eso en el Instituto Tecnológico Roosevelt contamos con esta carrera para estudiar en dos o tres años. 

Recuerda que también contamos con:

  • Laboratorio de Puericultura para realizar tus prácticas internas. 
  • Eventos escolares donde acuden niños al plantel para que puedas poner en práctica tus conocimientos. 
  • Visitas a centros de rehabilitación infantil, casas de cuna o de educación especial. 
  • Programas y eventos constantes de valores para desarrollar tu sentido humano. 
  • Más de 50 años de experiencia formando exitosos profesionales. 

Agenda una cita